Hace unos días, Sabino, el dragón de biblioteca, apareció en el cole de Monegrillo. Se había enterado que estábamos limpiando el despacho para convertirlo en una nueva biblioteca y decidió convertirla en su nueva residencia. A Sabino le encantan los libros, las historias, los cuentos, los cómics… Así que, ¿qué mejor sitio que una biblioteca para crear su nuevo hogar? Dicho y hecho. Tras la lectura del libro que nos trajo para inaugurar nuestra incipiente biblioteca, decidimos ponernos manos a la obra. A todos se nos ocurrieron montones de ideas, pero la más urgente era crear un espacio acogedor, agradable y atractivo, en la que todos, incluido Sabino, nos sintiéramos a gusto.

la foto 3

la foto 4

la foto 1

la foto 2

Anuncios